Ponen a la venta preservativos defectuosos o caducados enviados a un gestor de residuos para su destrucción